Como-dar-Cuerda-a-un-Reloj-Automatico
Tutoriales

Cómo dar Cuerda a un Reloj Automático

Spread the love

El reloj es uno de los accesorios más utilizados en el mundo entero. Se puede considerar como un elemento complementario a un atuendo. Ahora bien, según el tipo o diseño que tenga, funciona de forma diferente. En este artículo se mencionan específicamente cómo dar cuerda a un reloj automático.

¿Se puede dar cuerda a un reloj automático con la mano?

Si, normalmente es posible hacerlo. Pero no todos los relojes automaticos incluyen un mecanismo manual. En caso de que la cuerda no se ponga en marcha de forma automática, quizá solo sea necesario agitar un poco el reloj. De esta manera se activa el sistema.

Para dar cuerda manualmente a un reloj automático hay que girar la rosca hasta sentir que se endurece demasiado. Nunca apliques más fuerza a partir de ahí, ya que es un mecanismo muy delicado.

Sin embargo, los diseños automáticos más modernos constan de un mecanismo manual. Por lo tanto, es posible darle cuerda manualmente, aunque sea un reloj automático. Esta alternativa resulta ideal para quienes utilizan los relojes ocasionalmente.

girar-para-dar-cuerda-reloj-automatico

Puedes recurrir al mecanismo manual en caso de que no se active el automático. Sin embargo, es importante y oportuno que tengas en cuenta las instrucciones del fabricante de la marca de tu reloj. Sobre todo, al considerar que las piezas del mecanismo se preservan en mejores condiciones cuando la cuerda se da automáticamente.

Cómo dar cuerda a un reloj automático. Funcionamiento del mecanismo o sistema

El funcionamiento de este tipo de reloj es bastante fácil. El mecanismo o sistema del reloj automático tiene un rotor. El cual se activa con el movimiento del brazo o muñeca de la persona; lo cual es lo que le da cuerda al muelle del reloj. Cada vez que la muñeca realiza diversos tipos de movimiento, el rotor de movimiento gira. Y así se carga el reloj a través del engranaje para funcionar.

Este sistema funciona en contraposición a los relojes manuales. Los cuales se les da cuerda utilizando la corona. Ahora bien, en el caso de los relojes automáticos, los rotores son altamente resistentes y potentes. Están elaborados en oro, tungsteno o platino. Gracias a ello, puede soportar los movimientos bruscos que ocurren en la muñeca.

En resumen, para dar cuerda a un reloj automático solo debes ajustarlo a tu muñeca. De esta manera, iniciará el funcionamiento del mecanismo automático.

¡Espera! ¿Qué es un reloj automático?

En primer lugar, es importante definir qué es un reloj automático. Se trata de un reloj cuya cuerda se da de forma automática. Este tipo de mecanismo utiliza la energía o fuerza de la persona quien utilice el reloj para darse cuerda. Esto evita que la persona deba realizar un proceso manual constantemente.

Esto se logra gracias al rotor que gira alrededor del pivote. Este a su vez percibe el movimiento del brazo de la persona. Entonces influye en el mecanismo de carga del muelle y comienza el funcionamiento. Para garantizar la exactitud de este mecanismo, es necesario que se construya con extrema precisión.

En comparación con los relojes manuales, los automáticos suelen ser mucho más precisos. Además, al no utilizar la corona para dar cuerda de forma manual, los sellos conservan su calidad. Es decir, el reloj se mantiene más protegido del polvo, humedad y otros factores externos.

El primer reloj automático que alcanzó gran popularidad fue el Harwood automático. A pesar de que se habían fabricado otras versiones desde el siglo XVIII. En la actualidad son el mecanismo preferido y más utilizado en los relojes. Este sistema pasó a reemplazar a los tradicionales y discretos relojes que se utilizaban en los bolsillos.

Recomendaciones para que el funcionamiento del mecanismo de cuerda automática siempre funcione

A fin de preservar en mejores condiciones tu reloj y todo su mecanismo, es importante considerar algunos aspectos. Lo primero que debes saber es que mientras más utilices tu reloj siempre se mantendrá activo el mecanismo. Esto se debe a que podrá captar más movimientos de tu muñeca para que se ponga en marcha el mecanismo.

Por ello, lo ideal es que puedas utilizar el reloj diariamente. Si se detiene, puedes agitarlo para que comience a andar automáticamente de nuevo. Al conocer estos aspectos del mecanismo puedes hacer mejor uso del reloj para disfrutar al máximo de su funcionalidad. Así como alargar su vida útil al máximo. Ahora ya sabes cómo dar cuerda a un reloj automático. Disfruta eligiendo el diseño más adecuado para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.